EFT es una técnica de la psicología energética, basada en la acupuntura china, pero sin agujas, que nos ayuda a gestionar las emociones y a evitar las enfermedades que esta mala gestión nos puede causar.

 

Esta técnica nos permite “limpiar” los asuntos emocionales a un nivel profundo. Se pueden eliminar problemas emocionales como estrés, depresión, fobias, insomnio, creencias limitantes, bloqueos, miedos, sentimiento de culpa, actitudes y reacciones reiterantes que no son las adecuadas, situaciones de duelo, etc…, y aquellos malestares físicos que derivan de dichas emociones.

 

Hay eventos y situaciones en nuestra vida, que nos crean un impacto emocional que bloquea nuestro sistema.

Este impacto, puede ser algo evidente, como una situación muy dolorosa, la pérdida de un ser querido, un accidente, una situación de pánico, etc.. y otras muchos, que han podido pasar desapercibidos como un estrés continuo que se acumula, un sentimiento que hemos bloqueado, o como suele pasar en la infancia, una mala interpretación de una situación.

 

Cuando esto ocurre, no podemos soltar ese sentimiento, esas sensaciones y las seguimos reviviendo, o se manifiestan afectando a diversas áreas de nuestra vida o incluso pueden derivar en malestar físico y enfermedades.

 

La intensidad de los sentimientos y emociones varía en función de la persona, de sus creencias, valores y vivencias anteriores, entre otros muchos factores.

Por ejemplo, una persona tras una ruptura sentimental, puede asumirlo, aceptarlo y seguir con su vida, y a otras, les crea inseguridad, miedo a volver a sufrir, desconfianza, dolor, etc… Sentimientos que les acompañan a pesar del paso del tiempo y que les afecta en otras relaciones, en otros aspectos de su vida y en el concepto que tienen de sí mismos, aunque hayan olvidado a dicha persona.

 

Con EFT tratamos todos esos aspectos, esos sentimientos que se crean para liberar esos bloqueos y dejarlos ir. En ocasiones, es suficiente con una sola sesión, en otras se requiere de algunas más, en función del número de aspectos que defina el problema.

 

Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con un trauma, una situación dolorosa, un miedo, una fobia, etc. Tras la situación que provocó esos sentimientos (miedo, ira, rabia, temor, culpa, vergüenza, malestar, etc… ) no podemos soltarlos y nos afecta tanto física como emocionalmente.

 

Lo que hacemos en EFT es conectar con esos sentimientos, con esas emociones, y mediante una serie de “suaves golpecitos” (tapping) en unos puntos, liberamos la emoción.

Los recuerdos y el hecho que nos causó ese problema, seguirán ahí, pero ya no nos afectará y podremos tomar consciencia de nosotros mismos, centrando nuestra mente en lo que deseamos, sin permitir que esos sentimientos negativos afecten a nuestras decisiones y a nuestro día a día.

Esto también se puede aplicar a eventos futuros. Imagínate, que tienes que dar una charla en público, o que tienes que tomar una decisión pero no te sientes capaz, o cualquier cosa que tengas que realizar y algo te frene como el miedo, la inseguridad, etc…

 

En esta imagen, verás los puntos que activamos para liberar esas emociones.

Puntos-EFT

Si quieres comenzar a tomar las riendas de tu vida, te invito que contactes conmigo, comentándome la cuestión que te gustaría tratar, para concertar una sesión.

 

Comienza a liberar tu mochila emocional para aligerar tu paso en el camino de la vida. Clic para tuitear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.